Madrid en un shot

Hoy me tomé a Madrid en un shot; pasé en ella doce horas que fueron un trago intenso e embriagante, me tumbó. Me dejó como idiota, enamorada y diciéndole que quisiera quedarme en ella para siempre.

Me enamoré; sí, pero no me sorprendió, sucedió como cuando te enamoras de algo que ya conoces: de la mirada de tu padre insertada en otros ojos o de la voz de tu madre escuchada en distintas palabras; el tabú del incesto encarnado en el amor que se le puede tener a una ciudad que apenas has pisado.

Madrid me conmovió con lo que me dejó ver del México al que he querido siempre, me  conquistó con su mirada de Polanco en domingo y  con el caminar que ya había visto antes en la calle de Madero. Facciones antiguas y cosmopolitas enmarcadas por el mismo rostro. Alcalá me recordo al Paseo de la Reforma, no es que se le parezca pero le da un aire. Hubiera querido recorrerlo miles de veces, unas sola, otras acompañada, y otras quizás con los audifonos puestos escuchando la música de siempre.

El encanto duró poco, lo suficiente para ver lo importante pero no como para poder quedarme babeando frente a la Almudena como hubiera querido. Pero bueno, el hechizo terminó.IMG_20150816_034235

Una respuesta a “Madrid en un shot

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.