Relatos de acetona

 

acetona

Hoy por la mañana me llamaste por mi nombre,
Todavía te acuerdas de mí, ¡y qué grande es eso!
Será que aún me quieres y el corazón no olvida.
Nuestras experiencias están muertas o dormidas;
te cuento una historia, otro relato de acetona
puedo despintar con él tus uñas siempre rojas,
y ver cómo en uno o dos segundos se evapora.

Y así como poco a poco borras tus recuerdos,
¿borrarás algún día también tus cicatrices?
Y así como pierdes las llaves y los momentos,
¿perderás todo eso que te causa sufrimiento?
suéltalo, déjalo, piérdelo… olvídalo.

Que tus heridas sean líneas breves y etéreas,
palabras transparentes que vuelen y se sequen,
solo letras de otro relato de acetona.

Una respuesta a “Relatos de acetona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.