#Top7: 7 costumbres de Año Nuevo que neta no entiendo

Ya lo sé: soy el Grinch. No me gusta hacer nada de Navidad, ni de Año Nuevo, ni de nada. Bueno, a la Navidad todavía le tengo algo de cariño: al arbolito, a los regalos y a esas cosas; pero al ¿Año Nuevo? No digo que no me guste (no, jaja, se burlarán algunos) pues creo que es una gran oportunidad para agradecer lo bueno, pero ¿qué onda con las uvas, los calzones rojos y todas esas cosas? Aquí la recapitulación de cada una:

1.- Las uvas: Con tanta hambre en el mundo, ver a la gente zambutiéndose uvas carísimas a la velocidad de la luz (para no despegarse del ritmo de las campanadas) me parece gacho. ¿Comer sólo por mero ritual ya que se han empacado una cena enorme? Definitivamente no es lo mío.

2.- Los propósitos: Estarán de acuerdo con que pocas cosas son tan recicladas como los propósitos, cada año son los mismos. Mejor darle bye a esa costumbre y sustituirla por compromisos de cada día (ando filosófica hoy).

3.- Los calzones rojos y amarillos: Si esto de que traer chones de colores chidos nos va a mejorar la vida, creo que deberían de prohibir para siempre los blancos de Hanes y de marca libre de Wal-Mart.

4.- La pereza que se respira el día primero: Desde que yo instauré mi propia costumbre de empezar los años corriendo, he podido percatarme de que raras personas inician el año con energía, así ni cómo cumplir los propósitos.

5.- El recalentado: Bueno, esto es herencia de Navidad pero también aplica. A mí eso de los recalentados me recuerda la era cuando los hombres prehistóricos cazaban mamuts, y  como eran unos animalotes enormes, todos en la tribu tenían que entrarle duro al mamut durante toda la semana (en tortas, sándwiches, albóndigas o como fuera), o hasta que se acabara, sin tener chance de aburrirse, pues no había de otra… Pero eso de estar tragando mamut, pavo, lomo, bacalao o lo que sea durante tantos días en esta época me parece una cosa loquísima. ¿Por qué no cocinar menos, comprar hecho o no sé?

6.- Lo de besar a alguien a las doce, y justo a las doce: Muy gringa esta costumbre, pero bueno, es lo más cursi de la vida y eso de besar así nada más porque sí como que no.

7.- El bacalao: He estado investigando de dónde salió la costumbre de comer bacalao en estas fechas; si alguien sabe, por favor, cuénteme. Me imagino, no me consta ni nada, que la costumbre ha de haber sido traída por los españoles, pero ni así. El bacalao es ¡de Noruega! ¿Qué tiene que ver?

Sé que a la mayoría estas costumbres les parecen súper normales e imprescindibles, pero siendo un grinch tan grinch como yo… neta no me cae el veinte.

 

 

2 Respuestas a “#Top7: 7 costumbres de Año Nuevo que neta no entiendo

  1. I feel you!…yo tengo 4 años sin salir ni en navidad ni año nuevo.. no sé..no es lo mío… me engento y siento q son dìas normales en los que prefiero netflix y vino en la cama.. Grinch enough?
    Felíz año!✌

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.