Aquí estás… Dios mío, aquí estás

luna

Foto: Flickr/jonebabana

Aquí estás, aquí te siento, también te veo;
cuando en la noche miro al cielo y te busco
encuentro que la luna creciente me sonríe.
Cuando falta con quien dormir a media tarde,
el pasto fresco me recuerda que estás Tú.

Aquí estás, también cuando no hay nadie;
sembraste en mí las semillas de la soledad
y una de ellas sería el árbol de mi libertad.
Aquí estás y todo eres, aquí estás y todo soy…
soy niña aunque crezca, soy tuya aunque me pierda.

Aquí estás, cuando te mezclas con mis lágrimas,
te vuelves parte de mis ojos, y entonces…
puedo encontrar colores que sólo Tú me dejas ver.
Aquí estás, cuando me dices que todo está bien
y me recuerdas que al futuro no lo puedo conocer.

Aquí estás, cuando juegas y te metes en mis manos,
para dejarme crear y ser un rato como Tú.
Aquí estás, y no te busco pues te encuentro;
aquí estás, en el bosque, en el desierto…
como sea, Dios mío, aquí estás…

13-enero-2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.