Cine mexicano: lo mismo de lo mismo

Migrantes maltratados, polleros, decepciones tras cruzar el río, judiciales, Agustín Lara, Pedro Infante, homosexuales, ricos y pobres, narcos, en fin; todo se resume a más de lo mismo, mismas historias, mismos dramas, narrativas recicladas, eso es lo que vemos a diario en el cine mexicano, el cual es un fiel reflejo de una sociedad que se ha quedado sin nada que contar. Llevamos medio siglo diciéndole al mundo exactamente lo mismo.

Desde hace tiempo quería escribir algo sobre esta situación, pero apenas antier que fui al cine a ver “Guten Tag, Ramón” me decidí a hacerlo; al salir de la sala lo primero que pasó por mi mente fue una conferencia que hace unos meses dictó la Dra. Gabriela de la Riva, ella presentó los resultados de un estudio realizado por su despacho de investigación, en el cual se analizó la percepción que tiene el mundo sobre México, la conclusión fue que en China, en Japón, en París y en todos lados, la gente sigue asociando a este país con lo mismo de siempre; si a un sueco escucha la palabra “México”, muy probablemente pensará de inmediato en bigotes, sombreros, Pedro Infante y en lo que ya conocemos.

Pensé “por Dios, hagamos algo nuevo, ¡lo que sea!”, ¿por qué no producir una película que cuenten la historia de un deportista a quien le haya ido bien? ¿Por qué no inventamos un nuevo héroe que tome la silla de Cantinflas o del Chavo del 8? Ya es tiempo de crear algo, la sociedad de la información devora contenidos y nosotros no los estamos produciendo, o si los producimos son una mala copia o resumen de los del pasado.

Material hay mucho, ¿acaso no hay historias en los mexicanos clasemedieros que nos rifamos en nuestra chamba y vemos cómo le hacemos para salir adelante? ¿acaso lo único que vende son los migrantes, las reinas de Polanco y el prototipo del mexicano que no hace nada? El arquetipo del personaje de nuestras historias es un especimen que no trabaja, en las telenovelas casi siempre el único personaje que trabaja es la sirvienta o el jardinero que se enreda con el principal, quien casi siempre es un cuate de la alta sociedad; Cantinflas no trabaja, Don Ramón tampoco, los fulanos de “Nosotros los Nobles” ¡menos!

Ayer fui a ver “Amor de mis amores”, y casualmente ninguno de los protagonistas trabaja, todos viven del aire o no se de qué; pero eso sí, se visten bien, van a España y regresan cada que quieren, etcétera. Ya es hora de enseñar a los mexicanos que hay que chambear, de lo contrario seguiremos siendo ninis, migrantes y fracasados, y seguiremos contando las mismas historias; exactamente igual que hace 50 años.

La situación es muy compleja, espero que mis colegas que trabajan conmigo en la industria de los contenidos piensen un poquito y les caiga el veiente; ojalá cuando hagan una película, un comercial o un proyecto de arte conceptual extraño se pregunten si su creación dice algo nuevo de México, porque de lo contrario, ésta se quedará guardada en una gran carpeta llamada “Lo_mismo_archivoduplicado3”, en fin, hagamos algo, a ver qué se nos ocurre, pero más vale que sea pronto.

Una respuesta a “Cine mexicano: lo mismo de lo mismo

  1. Totalmente de acuerdo, no hay nada nuevo bajo el sol del “Cine Mexicano” ¿por que no tenemos unos hermanos Coen mexicanos? Quizás si hay alguien por ahí que quiera contar otras historias, pero también luchar contra la industria de “lo mismo” es toda una misión imposible.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.