Festejemos el dolor

Amigos: sírvamonos cada quien una copa de vino,

y brindemos, motivos tenemos muchos

aunque ninguno es placentero,

muchos de ellos nos han dejado heridas,

muchos otros los lloraremos para siempre.

Así que, ¡brindemos!

Hagámoslo por ese corazón roto que se fue

para dejar el lugar a uno más fuerte,

por los sabores amargos,

quienes nos han enseñado a distinguir el dulce,

por los momentos de pobreza

que nos han dicho como agradecer los buenos tiempos

por los caminos largos;

que nos han mostrado paisajes que otros nunca han visto,

por el dolor que nos ha marcado para ser más fuertes.

Brindemos ¡amigos!

Festejemos que en la vida hay oscuridad,

porque si ésta no existiera,

el brillo de la luz nos sería indiferente.

Festejemos que no siempre hemos sonreído,

que Dios no nos lo ha dado todo,

agradezcámosle aquello que no nos concedió

pero que logramos encontrar solos.

Agradezcamos la guerra

porque sólo ella nos ha presentado la victoria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.