Ir a Six Flags de “a solapa”. ¿Así o más forever alone?

Siempre he sido bien forever alone; sí, solitaria, antisocial a veces, ustedes entenderán. Por eso hago cosas de gente forever alone: ir al cine sola, armar la fiesta sola, ir de antro sola, etcétera. Pero ayer, platicando con mi hermana llegamos a la conclusión de que yo aún vivo en un nivel intermedio de foreveralounés. Ella me preguntó, así muy natural, como si estuviera preguntando una obviedad: “Andy, ¿alguna vez has sido sola a Six Flags?”.

“¡Qué! Por supuesto que no”, le respondí, “eso es muy forever alone”. Y la cab… ezona de mi hermana dijo “pues es que eres capaz, jaja”. Me quedé pensando, ¿cómo sería ir sola a Six Flags? ¡Qué oso! Me imaginé en la entrada llegando sola, pagando mi ticket y pasando ahí solita los torniquetes, obviamente le inventaría al policía de la entrada que llegué tarde y que mis amigos me están esperando, ¡si, aja! (sarcasmo), sólo para no sentirme tan forever alone.

Ese sería el oso número uno, el oso número dos sería hacer sola la fila larguísima para subir al Batman o a la Medusa y que a la mera hora me toque ahí junto a un perfecto desconocido con quien, inicialmente, no tendría le tendría la confianza para gritar, agarrarlo del brazo o decir babosadas. Supongo que en algún punto del juego, la cosa ya me valdría y empezaría a hablarle casual. Pero aquí podría pasar algo peor: que no me toque junto a nadie, subirme al Superman y que no haya nadie a mi lado con quien compartir la adrenalina. Creo que eso sí estaría gacho, pero a la hora de la hora no creo pasarla nada mal.

Otra cosa muy solitaria sería subirme a las lanchitas sola, ir ahí mojándome y que a la salida no haya nadie que camine delante de mí o me haga casita para no andar dando show por todo Six Flags con la camiseta mojada. Creo que saldría y me quedaría sentada en una banquita hecha bola hasta secarme, o de plano creo que me subiría con mi sudadera gigante de Winnie Pooh para no enseñar nada aunque esté hecha una sopa.

Los juegos interactivos que hay en este parque también serían toda una experiencia; entrar solita a la cabaña esa donde formas parte como de una historia estaría medio deprimente, pero equis, igual y hasta conoces al amor de tu vida; siempre hay un roto para un descosido, dicen por ahí.

Tanto me viajé con la experiencia de ir a Six Flags “de a solapa” que se me antojó aplicarla un día de estos. Voy a llegar por ahí de las once, para poder decir eso de que ya me están esperando; como abren a las diez, creo dar espacio de una hora es lo decente. Prometo llevar mi sudadero enorme y también tomarme varias selfies, las cuales publicaré con un lindo copy acompañado del hashtag #ForeverandoPorSixFlags o una payasada así. Ya les contaré.

2 Respuestas a “Ir a Six Flags de “a solapa”. ¿Así o más forever alone?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.