Déjame quererte

Déjame quererte un solo día,
de nueve a seis o un poco más;
sólo dentro del horario laboral,
prometo que no tendrás llamadas
ni mensajes en Whatsapp.

Déjame quererte una semana,
de lunes a viernes nada más.
El fin te quedará libre,
podrás ir, venir y regresar.

Déjame quererte un solo mes,
treinta días y ni uno más.
De ellos sólo quince me verás
y los demás para ti serán.

Déjame quererte por un año;
una primavera, un verano,
un otoño y un invierno.
Me iré los días con luna llena
y aquellos en los que el sol
no se aparezca.

Déjame quererte una vida,
durante todos los instantes
que dure tu existencia:
una cifra aún desconocida.

Déjame quererte una eternidad,
más que una vida, un infinito.
Así quiero quererte:
sin horarios y sin fechas,
sin estaciones y sin límites.
Sea un día, una semana, un mes,
un año, una vida o una eternidad,
así quiero quererte y nada más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.