Las canciones de Mocedades y yo: una confesión

Para algunos amigos es un gusto culposo, para otros una preferencia respetable, y para otros más es un gusto nada más; estoy hablando de las canciones de Mocedades, de las cuales soy muy pero muy fan.

Cuando tenía como doce o trece años las escuchaba en mi cuarto a todo volumen; de repente aparecían temas como “Eres tú” o “La otra España” después de alguna rola de Avril Lavigne, Coldplay y demás. Sonaba algo disparejo, aunque a veces he de aceptar que ponía el disco completo para acompañarme mientras acomodaba mis cajones o hacía la tarea.

A mí mamá no le latían mucho: “Andy quita eso, esas canciones me recuerdan la música de las secretarias de cuando trabajaba en una empresa que no me gustaba”. Pero yo no hacía caso, si bien le iba aceptaba bajar el volumen pero nunca las quitaba; “¡Pero mamá, son unos poemas, escucha las letras!” Así trataba de convencerla de mis extraños gustos musicales.

A través de mi línea telefónica viajaron miles de megabytes de canciones de Mocedades que descargaba por medio de AudioGalaxy, Napster y esas cosas lentísimas que existían cuando para utilizar internet debías conectarte a la línea de teléfono y comprar en el Oxxo tarjetas de Todito.com.

Mi afición a las canciones de Mocedades no fue culpa de la casualidad; tal vez algunos piensen que mientras andaba ahí moviéndole al sintonizador de la radio me topé con una y dije “de aquí soy”; pero no, este grupo llegó a mí una Navidad: mi papá me regaló un CD de este grupo y venía acompañado de una nota, esta decía así: “Andreita, ahora que empiezas a caminar sola debes aprender a escuchar la voz de tu corazón, que es la de Dios”. Punto.

Yo no entendía, mi padre jamás me había regalado ningún disco que no fue a de ópera o música clásica, yo tenía entendido que para él cualquier cosa que se saliera de este género era de una categoría inferior. Alguna razón de peso debía de haber.

¿Y por qué me regalas esto? Pregunté. Me dio una explicación híper cursi: “No tardas en enamorarte, tal vez sea mañana, tal vez dentro de cinco o diez años, pero cuando eso pase vas a sufrir, y no querrás hablar conmigo porque esas cosas no se hablan con los papás, pero estas canciones sabrán acompañarte cuando te sientas sola”. Le respondí llevándole la contraria: “Papá, ¡pero si yo no me enamoro! A mí eso no me va a pasar”.

A partir de ese momento pasaron muchos años antes de que se me ocurriera enamorarme de alguien, pero lo que sí sucedió es que me enamoré de esas canciones. Las traía pegadas, incluso me inscribí en un concurso de canto de la escuela y participé con “La Otra España”. Qué oso, dirán algunos, pero equis, yo me la pasé bien a gusto cantando enfrente de toda la escuela.

Mi papá tenía razón cuando me dijo que iba a necesitar esas canciones, la verdad es que me han hecho el paro muchas veces cuando he andado medio down; son como un bote gigante de helado de chocochips pero sin calorías. Cuando quiero escribir algo acá cursi-romántico también son muy inspiradoras. Se rifan las canciones, pues.

Muchas veces ha pasado que mis amigos me ven con cara de inadaptada cuando Spotify o mi celular desbloqueado me delatan. Siempre preguntan: “Andrea, ¿qué onda con tu música de abuelita?”. Tan seguido sucede que ya me acostumbré: ni lo niego ni lo oculto, ya pasó la época en que ponía mi sesión privada en Spotify para que nadie se enterara; ya hasta tengo mis coreografías bien puestas para los karaokes y sigo esperando que se me haga ir a ver al Consorcio al Auditorio Nacional o a ver a dónde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.