¿Por qué me fastidia tanto la Navidad?

En mi ADN se encuentran mezclados los genes del Grinch y del Señor Scrooge: me fastidia la Navidad, o bueno; la Navidad no… pero sí muchas de las tradiciones que le rodean: los intercambios de regalos, las cenas de fin de año, las tiendas atascadas, la canción del burrito sabanero, entre otras.

No siempre fue así, de niña era una XMas Lover e incluso me deprimía cuando mis papás decidían no celebrar mucho… Obviamente me interesaba eso porque los regalos aparecían bajo el árbol y yo no los tenía que pagar, así como tampoco tenía que comprar  regalos obligatorios para medio mundo. Por otro lado, no se veía mal cuando me aburría en alguna reunión y sólo me dormía en la mesa o en las piernas de mi papá. En ese punto de la vida, lo único que me fastidiaba de la Navidad era el espantoso fruit cake, el cual todavía no entiendo qué chiste tiene: sabe feo y engorda peor.

Algunas cosas se salvan, de los pocos aspectos que me gustan de esta temporada diseñada para gente millonaria y con incontinencia emocional son escuchar el Adeste Fideles y el Hallelujah de Handel a todo volumen. También comer pavo con salsa de arándano y salir a la calle el 25 de diciembre en la mañana, cuando no hay nadie porque casi todos están ebrios, dormidos, o ambos.

Otras sinceramente me fastidian, y no porque sean negativas, aquí la que está mal soy yo y ya me acostumbré a eso. Me desespera que la gente que no se se habla en todo el año, cuando se acerca la Navidad se pone toda intensa y quiere ver y abrazar a toda su red de conocidos como si en vez de festejarse el nacimiento de Cristo, el evento en puerta fuera el Apocalipsis. Gente: el mundo no se va a acabar el día 31, relájense, pueden ver a quien quieran en enero, dejen de atiborrar sus agendas. La vida social no tiene que parecerse al metro en hora pico.

Después, los intercambios de regalos… En general me gusta regalar cosas a quien yo quiero, pero a lo largo del año. La gente que me conoce les contará que soy capaz de aparecerme un día random con un exprimidor de ajos, sólo porque lo vi por casualidad y me acordé que alguien lo quería para su cocina. Es sólo un ejemplo, pero sí, ha pasado. Sin embargo, eso de que tienes que sacar un papelito al asar y darle regalo a alguien que ni conoces bien con tal de recibir otra cosa de otro sujeto que apenas sabe como te llamas me parece patético.

Más tristes me resultan los “Wish Lists”, eso es una prueba de que el regalo es por compromiso y no por generosidad genuina. Normalmente cuando tengo estima por alguien ya sé perfectamente qué puedo regalarle, y que se ajuste a mi presupuesto. Si ando pobre le regalo su chocolate favorito con todo y bolsa del Oxxo, si es temporada de “vacas gordas” pues me pongo más espléndida.

Después, eso del “budget” para el regalo: mínimo $150, $300 o $500. Normalmente son cantidades razonables para el organizador pero no para todos, y pocas veces se calcula que los participantes del intercambio están inscritos en muchos otros: el de la familia, el de la familia política, el de la familia anexada, el del trabajo, el del trabajo VIP, el de la clase de zumba, en fin.

Lo peor del caso es que a veces cuesta mucho trabajo decir que no, pues seguro recibirás  la etiqueta de “codo” o “antipático” cuando en realidad no lo seas tanto.

Otra cosa terrible son los centros comerciales llenos; la gente sale y compra como si no hubiera mañana. Todo se llena, todo se atasca y además todo cuesta más caro. Una regla muy sencilla de la vida es ir en contra del flujo de lo que hace la gente: ve de vacaciones en temporada baja, sal de tu casa antes de que empiece el tráfico, compra cuando nadie esté pensando en comprar, lo cual definitivamente no aplica para la Navidad.

Otro tema son las reuniones sociales, pero esas ya tendrán un solo artículo dedicado para ellas.

Andrea

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.