Con la vida

My Post (1).jpgMe gustan los árboles por su entereza,
de pie están siempre, aun ya caídos.
Nunca han conocido la vida de rodillas;
primero muertos, después vencidos.

Me gusta verlos siempre grandes,
hasta el débil naranjo muéstrase erguido
ante la tormenta o el incendio,
ante la sierra que lo corta y lo desnuda.

Me gustan los árboles por su silencio,
porque sin hablar escuchan y responden.
Las palabras se disuelven en su savia
y devuelven aire limpio para el alma.

Me gustan los árboles por generosos
Todo dan y nada esperan….
nada solicitan pues nada quieren.
Dan vida y sin pedirla, de vuelta la reciben.

Caen sus hojas y no lloran;
dejan ir y no les duele.
Ellos pierden y no sufren,
ellos ganan y no gritan.

Entonces, amarte quiero como el árbol.
Con las hojas abrazarte y no llorarte,
con el tronco sostener tu alma
cuando sobre el musgo pida recargarse.

De pie, como los árboles
ante tus ojos quiero verme.
Como un tallo, simple y frágil,
Como la raíz, leal y fuerte.

Sí, te querré como el árbol quiere
con todas sus hojas y sus tallos
con el tronco, la raíz y la corteza.
Con la vida…

Una respuesta a “Con la vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.