Ángel

Me despertó el sol del Valle del Río Grande,
el mismo que llega a Monterrey
y se convierte en el sol de Alfonso Reyes.
Me despertó un sueño vivo,
de esos que te hacen sudar,
y también llorar.
Cuando me levanté vi caer mi celular
y escuché como se te rompía la vida en pedacitos,
pero yo no estaba para irlos a levantar.

En el sueño vi donde estabas,
donde sé que ahora estás,
y Dios me dice:
“yo lo cuido, no puedes irlo a buscar,
tú aún no has de ser ángel,
porque antes de volar hay que aprender a andar.”
¡Porque antes de volar hay que aprender a andar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.